Cafés Nescafé, un clásico

Si hablamos de una marca café clásica entre generaciones, seguramente lo primero que te venga a la mente sea el café Nescafé.

Con más de 75 años de historia sumergidas en cada taza de café, esta marca ha conquistado ya a muchos. Como buen amante del café seguro que estás deseoso de descubrir todo lo que esta marca puede ofrecerte. Así que no dejes de leer. 

Historia de la marca de café Nescafé

Los banqueros brasileños querían que se desarrollara un café popular que pudiera ser consumido en aquellos lugares donde una taza de café no era tan fácil de conseguir y así disminuir el excedente que tenían. De ahí surgió la idea de un café soluble en forma de cubos o pastillas. Con ello se pretendía impulsar las ventas sin perjudicar la forma tradicional de consumo de café, sino popularizarlo.

En 1938 se introdujo por fin en el mundo esta innovadora bebida: Nescafé.

Durante la Segunda Guerra Mundial, se convirtió en la bebida básica de las fuerzas armadas estadounidenses y, a partir de entonces, su popularidad se disparó. En los años 50, el café era la bebida de moda para los jóvenes rockeros.

De generación en generación, su popularidad ha seguido creciendo, gracias al compromiso de Nescafé con el disfrute y  la facilidad de preparar una gran taza de café. Con una evolución constante, sabiéndose adaptar en todo momento a los diferentes gustos de cada época.

Variedades de café

La compañía está muy comprometida con la calidad y el medio ambiente, por ello los granos de café que se utilizan provienen de cultivos sostenibles, enfocados en el desarrollo de las comunidades cafeteras.

La marca Nescafé es principalmente conocida por su variedad de café en formato soluble, pero eso no significa que no tengan otras opciones como café molido, cápsulas o listo para beber (Shakissimo).

Incluso dentro del formato soluble tienes tres gamas diferentes: Classic, Gold y Vitalissimo; con múltiples opciones dentro de cada para escoger en función de tus preferencias.

Clásico y marca de café más conocida sería la forma perfecta de resumir en apenas unas palabras lo que es la esencia de Nescafé. Una marca con diferentes variedades para que podamos disfrutar del café perfecto en cada momento y ocasión de nuestro día.