Cafeteras de Espresso

Somos incontables los que necesitamos, para arrancar el día, la energía que nos aporta una taza de café. Tanto es así que desde el siglo XVIII, en que esta bebida empezó a popularizarse en Europa, han habido distintas formas de prepararla evolucionando desde la primitiva infusión a las actuales cafeteras.

Sin embargo, somos una legión los que a pesar de tener la típica cafetera en casa, preferimos ir a nuestra cafetería favorita para poder saborear un negro, cremoso y aromático café espresso. Y es que para los más cafeteros no hay nada comparable. Afortunadamente, hoy en día existen en el mercado un buen puñado de marcas que tienen en su catálogo cafeteras para preparar un espresso en casa.

cafetera espresso
cafetera Espresso

Si perteneces a esa legión de los muy cafeteros, seguramente estés pensando en comprar una cafetera espresso para poder disfrutar de una deliciosa taza de café sin tener que salir de casa. Para que no te compliques demasiado la vida comparando modelos y marcas, en estas líneas, intentaremos explicarte los diferentes tipos de cafetera espresso para que decidas cual es la que más se ajusta a tus preferencias o necesidades.

Tipos de cafeteras de Espresso

Básicamente existen en el mercado dos tipos de cafetera espresso para uso doméstico, las manuales o semiautomáticas y las automáticas o superautomáticas. Pero antes de ponernos a analizar las diferencias que existen entre las dos y los modelos que podemos encontrar, lo primero que tenemos que saber es que el café espresso no es ni una variedad de grano, ni un modo de tueste o mezcla, el espresso es un método de preparación, rápido como su nombre indica, que se consigue mediante una máquina, ideada y patentada en 1884 por Angelo Moriondo en Turín (Italia) y perfeccionada en 1901 por el milanés Luis Bezzera, dando lugar a las cafeteras espresso modernas y que se han ido perfeccionando en el tiempo hasta evolucionar en las que hoy conocemos.

Cómo funciona una cafetera Espresso.

La máquina dispone de un depósito en donde se calienta el agua a 90°C, esta, gracias a una bomba de presión, pasa a través de un receptáculo con filtro donde está el café finamente molido y más o menos compactado, con una presión de entre 9 y 20 bares, despendiendo de la cafetera, lo que da lugar a un café corto, negro, aromático y con una dorada capa de crema.

Cafeteras espresso manuales o semiautomáticas.

Las manuales o semiautomáticas, son las que requieren de más interacción por parte del usuario. Llevan un receptáculo que se llena con unos 7 gramos de café molido, para preparar un espresso de 30 ml., o 12 gramos si lo queremos más largo. El café lo prensaremos ligeramente y ayudados con el brazo que lleva en el receptáculo lo encajaremos en la cafetera, tras pulsar el botón indicado se preparará el café que caerá en la taza.

Dentro de estas cafeteras manuales o semiautomáticas, las hay de tres tipos. Las más simples que sólo preparan el café y llevan espumador de leche, y las que llevan un molinillo incorporado pero que hay que usar manualmente. Un punto a su favor es que dentro de las espresso son las más económicas

Aquí tienes algunos ejemplos:

La Cafelizzia 790 Shiny de la marca Cecotec es una semiautomática de las más simples y de pequeño tamaño, aunque lleva en la parte superior una bandeja calienta tazas, muy apropiada para cocinas que no tienen mucho espacio.

La PL042EM Anita de Lelit, que lleva un molinillo incorporado

La Dedica Style EC695 De’Longhi, pequeña y compacta.

Cafeteras espresso automáticas o superautomáticas.

Las automáticas o superautomáticas se ocupan de todo el trabajo por ti, lo único que tienes que hacer es tener llenos los depósitos de agua y de café, en este caso en grano, ya que con solo apretar un botón la máquina molerá el café y te preparará tu espresso favorito, ya que la mayoría llevan recetas programadas. Además son máquinas que ya vienen preparadas con depósito de leche para capuccinos y otras recetas con leche. Lógicamente estas son más caras.

Aquí te dejamos unos ejemplos:

La Power Matic-ccino 9000 Serie Bianca de Cecotec es capaz de preparar hasta 20 bebidas diferentes y te permite personalizar la intensidad, temperatura, presión y cantidad de tus espressos favoritos.

La Eletta Cappuccino ECAM44.660.B De’Longhi, es muy fácil de usar y puede preparar dos tazas de espresso al mismo tiempo.

Después de haber visto el funcionamiento de las cafeteras espresso y los diferentes tipos y sus diferencias, es el momento de decidir cuál es la que se ajusta más a tus necesidades o tus gustos. Si tienes mucho o poco espacio en el lugar donde quieras instalarla, si la prefieres con diseños vintage o más vanguardistas, o si eres de los que prefieren controlar el proceso de preparación del café o prefieres la comodidad del one touch.

Sean como sean, automáticas o superautomáticas, las cafeteras espresso de uso doméstico, están pensadas para aquellos a los que nos gusta disfrutar de un intenso y aromático café espresso al instante en nuestra propia casa.